Educación y cultura Estados Unidos de América

Home>Educación y cultura Estados Unidos de América
Educación y cultura Estados Unidos de América 2017-03-16T11:57:18+00:00

En la mayor parte de Estados Unidos, el analfabetismo ha sido casi eliminado. En 1998, entre los estadounidenses mayores de 25 años, el 83% había finalizado la high school (enseñanza secundaria).

Educación

Las instituciones públicas y privadas ofrecen todos los niveles educativos, desde el preescolar hasta la graduación. La educación básica y secundaria supone 12 años de formación.

Los tres niveles del gobierno —local, estatal y federal— proporcionan el aporte financiero a la educación pública elemental y secundaria. Uno de los problemas que surge a causa de la fuerte dependencia de la financiación local es la disparidad en la calidad de la educación que reciben los estudiantes: son favorecidos los que pertenecen a comunidades más ricas.

Educación – Segregación escolar

A finales de la década de 1980 más del 60% de los estudiantes negros e hispanos estadounidenses asistían a escuelas donde los grupos étnicos minoritarios suponían más del 50% del total. En algunas grandes ciudades, bien por la distribución residencial o por un intento de separar escuelas, todavía están segregados distritos escolares enteros.

Educación – Educación primaria y secundaria

En el curso 1993–1994, Estados Unidos contaba con 72.000 escuelas de primaria. En 2000 la inscripción en estas escuelas fue de 25,3 millones de alumnos y de 23 millones en las escuelas de enseñanza secundaria. El sistema más amplio de educación privada es el formado por la Iglesia católica.

Educación – Educación superior

Entre mediados del siglo XVII y mediados del siglo XVIII se establecieron las primeras instituciones de educación superior en Estados Unidos: la Universidad de Harvard, el College of William and Mary, la Universidad de Yale, la Universidad de Pennsylvania, la Universidad de Princeton, la Universidad de Columbia, la Universidad de Brown, la Universidad de Rutgers y el Dartmouth College.

En Estados Unidos, la educación ha estado segregada racialmente. Antes de 1954 la mayor parte de los negros consiguieron el acceso a la educación superior sólo en escuelas y centros universitarios exclusivos, casi todos ellos localizados en los estados del Sur. Con la disolución gradual de las barreras raciales cada vez más negros están inscritos en instituciones donde los blancos forman la mayoría de los estudiantes: en 1990, sólo un 17% de todos los estudiantes negros estaban inscritos en los 105 centros universitarios creados sólo para negros. En 2001–2002 había 2.484 instituciones privadas.

Vida cultural e instituciones

En el siglo XX compositores estadounidenses como Charles Edward Ives, Virgil Thomson, Aaron Copland, George Gershwin, Leonard Bernstein y John Milton Cage, consiguieron fama internacional. La música gospel, el blues y el jazz fueron, en su origen, creaciones de los músicos negros estadounidenses. El jazz obtuvo el reconocimiento mundial a través de intérpretes como Louis Armstrong, Billie Holiday, Duke Ellington o Miles Davis. Ver Música de Estados Unidos; Música popular.

Las principales orquestas sinfónicas son la Orquesta Sinfónica de Atlanta, la Orquesta Sinfónica de Boston, la Orquesta Sinfónica de Chicago, la Orquesta de Cleveland, la Orquesta Sinfónica de Saint Louis y la Sinfónica de San Francisco. Además de estos grandes conjuntos orquestales, se desarrolla un creciente número de grupos de cámara en universidades y municipios por todo el país como el Cuarteto de Cuerda Juilliard, el Cuarteto de Cuerda Guarneri y el Kronos Quartet. Los primeros teatros de ópera son el Metropolitan de la ciudad de Nueva York, la New York City Opera, la Ópera Lírica de Chicago, la Ópera de San Francisco, la Ópera de Washington, la Compañía de Ópera de Santa Fe y la Houston Grand Opera.

El New York City Ballet y el American Ballet Theatre, ambos fundados en la década de 1930, ejercen una importante influencia en la danza estadounidense contemporánea. Otros grupos principales los componen las compañías itinerantes de Merce Cunningham y Paul Taylor, el Ballet de San Francisco, el Ballet Joffrey de Nueva York, el Teatro de Danza de Harlem, el Teatro Americano de Danza Alvin Ailey, el Ballet Tulsa, el Ballet de Boston y el Ballet de Pennsylvania en Filadelfia. Los coreógrafos más famosos son George Balanchine, Jerome Robbins, Merce Cunningham, Twyla Tharp, Katherine Dunham, Alvin Ailey y Mark Morris. Ver Danza.

En la década de 1980 el teatro y arte dramático en Estados Unidos mantenía el aumento de audiencia iniciado a mediados de la década anterior. Los teatros se concentran en su mayor parte en las grandes ciudades, pero compañías tanto profesionales como de aficionados se diseminan por todo el país. Destacados grupos experimentales son el Festival Shakespeare de Nueva York, La Mama, Etc., el Club de Teatro Experimental, varias compañías en Los Ángeles y San Francisco, y la Compañía de Teatro Guthrie en Minneapolis. Arthur Miller, Edward Franklin Albee, Neil Simon, John Guare, August Wilson, Lorraine Vivian Hansbery, Sam Shepard y David Mamet están entre los autores teatrales contemporáneos más famosos. Las comedias musicales han florecido bajo la influencia de algunos equipos de buenos creadores, entre los que se encuentran Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II, y Alan Jay Lerner y Frederick Loewe.

Vida cultural e instituciones – Literatura

El primer novelista estadounidense destacado fue James Fenimore Cooper, autor de El último mohicano (1826) y otras obras sobre la vida en la frontera. El periodo romántico de la literatura estadounidense, desde 1830 hasta 1865, supuso la aparición de importantes novelistas como Nathaniel Hawthorne, autor de La letra escarlata (1850) y La casa de los siete tejados (1851) —en la cual investigaba la herencia puritana de Nueva Inglaterra— y Herman Melville, autor de Moby Dick (1851), una novela compleja y poética ambientada en el mar. La cabaña del tío Tom, obra de Harriet Beecher Stowe se convirtió en un gran éxito de ventas y un apoyo para los sentimientos antiesclavistas.

El realismo en la literatura, presente desde el final de la Guerra Civil estadounidense hasta comienzos del siglo XX, fue el resultado de la aparición de nuevos lectores y de la experiencia de la industrialización. Las principales figuras de éste tiempo son escritores tan diversos como los humoristas Mark Twain, con sus clásicos Tom Sawyer (1876) y Huckleberry Finn (1884), y Henry James, cuyo estilo innovador se manifiesta en obras como El retrato de una dama (1881).

La nueva etapa del naturalismo duró hasta 1930. Este fue un rico periodo para las letras estadounidenses. Novelistas importantes de la época son Francis Scott Fitzgerald (El gran Gatsby, 1925); Ernest Hemingway, ganador del Premio Nobel (1954), destacó por su prosa trabajada de forma concisa y cuidada en obras como Fiesta (1926) y Adiós a las armas (1929); y William Faulkner, cuyas técnicas innovadoras y caracterizaciones cuidadosas en novelas como El ruido y la furia (1929), Luz de agosto (1932) y ¡Absalón, Absalón! (1936) le granjearon en 1949 el Premio Nobel.

Hemingway y Faulkner son considerados los principales escritores de la década de 1950; otros destacados autores son John Ernst Steinbeck (Las uvas de la ira, 1939; Premio Nobel, 1962), Norman Mailer (Los desnudos y los muertos, 1948; La canción del verdugo, 1979), y Vladimir Nabokov (Lolita, 1955; Pálido fuego, 1962). Novelistas contemporáneos de importancia son Saul Bellow (Las aventuras de Augie March, 1953; El legado de Humboldt, 1975; Premio Nobel, 1976); John Updike (Corre, conejo 1960); Toni Morrison (Beloved, 1987; Premio Nobel, 1993), y Alice Walker (El color púrpura, 1982).

El siglo XIX vio la aparición de una poesía estadounidense característica, con obras altamente rítmicas de Edgar Allan Poe, el canto democrático a partir de formas experimentales de Walt Whitman (Hojas de hierba, 1855), y la lírica concisamente trabajada de Emily Dickinson. La moderna poesía estadounidense comenzó a principios del siglo XX y está representada por Cantos, de Ezra Pound (fundador del imaginismo) y La tierra baldía (1922) y otras obras revolucionarias del poeta inglés nacido en Estados Unidos T. S. Eliot. La actividad poética ha continuado enriqueciéndose con poetas de talento como Wallace Stevens, Denise Levertov, Allen Ginsberg y Adrienne Rich. Para más información sobre la prosa y poesía estadounidense, Ver Literatura estadounidense.

Vida cultural e institucione – Cine

No sólo ha sido Hollywood una de las más influyentes y productivas capitales de la cinematografía internacional, sino que las películas allí producidas sirvieron para familiarizar a la mayor parte del mundo con los valores culturales estadounidenses. Además, contribuyó al desarrollo del estado de California. Las producciones contemporáneas de Estados Unidos manifiestan una tendencia comercial hacia la evasión, y otra opuesta hacia el uso del cine como un medio de crítica social o de expresión artística para audiencias más sofisticadas. Las actuales estrellas cinematográficas, como Jack Nicholson, Dustin Hoffman, Robert de Niro, Meryl Streep, Denzel Washington, Tom Cruise o Jodie Foster, entre otros, tienden a realizar papeles más complejos y con menos tópicos que los desempeñados por sus predecesores en la época dorada de Hollywood, como Cary Grant, Gary Cooper o Marilyn Monroe. Hay que destacar la trascendencia del cine independiente actual, con grandes éxitos comerciales conseguidos con un bajo presupuesto.

Vida cultural e instituciones – Arquitectura

Durante el periodo colonial y los primeros años de Estados Unidos, la arquitectura siguió las tendencias de la arquitectura británica. La primera contribución auténticamente estadounidense a la arquitectura internacional fue el rascacielos; este tipo de edificios empezó a construirse en Chicago a finales del siglo XIX por arquitectos como Louis Henri Sullivan. Los desarrollos posteriores incorporaron el modernismo europeo para producir rascacielos en forma de caja con muros acristalados, muy frecuentes en las ciudades estadounidenses y cuya primera manifestación fue el edificio de la Secretaría de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. En la década de 1980 surgieron nuevas formas que tomaron elementos estilísticos de varios periodos de la historia de la arquitectura, incorporándolos a los edificios que también hacen uso de las nuevas tecnologías; ejemplos de esta conocida arquitectura postmoderna son el Edificio AT&T de Nueva York, un rascacielos diseñado por Philip Johnson y culminado con un frontispicio y el Edificio de Oficinas Públicas de Portland (Oregón) cuyo autor es Michael Graves, que incorpora elementos románticos y clásicos. Ver Arte y arquitectura de Estados Unidos; Arte y arquitectura contemporáneas.

Vida cultural e instituciones – Artes plásticas

El retrato fue el primer tipo de representación pictórica que tuvo un volumen de producción significativo, destacando las famosas figuras históricas de John Singleton Copley del siglo XVIII. Los paisajes de Asher Brown Durand, de la Escuela del río Hudson, y las dramáticas escenas marinas de Winslow Homer, destacaron durante el siglo XIX. Thomas Eakins llevó a cabo notables retratos realistas hacia final de siglo.

El modernismo europeo influyó a muchos artistas estadounidenses, como John Marin y Georgia O’Keeffe, y su filosofía se pone de manifiesto en las colecciones del Museo de Arte Moderno, fundado en 1929 en Nueva York. Tras la II Guerra Mundial, Nueva York suplantó a París como principal centro mundial de arte; las pinturas innovadoras expuestas en sus museos y galerías comprenden obras de pintores del expresionismo abstracto, como Willem de Kooning, Jackson Pollock, Mark Rothko y Robert Burns Motherwell, y del escultor David Smith; y de pintores de Pop Art, como Andy Warhol y Roy Lichtenstein, y del escultor George Segal. Ver Pintura; Escultura.

Vida cultural e instituciones – Museos

Los principales museos de arte estadounidense son el Museo de Arte Moderno (MOMA) en Nueva York, el Museo Hirshhorn y el Jardín de Escultura en la ciudad de Washington, que también alberga arte moderno, y el Museo de Arte de San Francisco. Otros museos importantes son el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Instituto de Arte de Chicago, el Museo de Bellas Artes de Boston, el Museo de Bellas Artes M. H. de Young de San Francisco, el Museo de Arte de Filadelfia y el Museo de Bellas Artes de Houston.

Entre los más destacados museos de ciencia se encuentran el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, la Instituto Smithsonian de la ciudad de Washington, el Museo Field de Historia Natural y el Museo de Ciencia e Industria en Chicago, la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia, la Academia de Maryland de Ciencias de Baltimore, y el Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles.

Vida cultural e instituciones – Bibliotecas

En 1992, Estados Unidos contaba con más de 31.850 bibliotecas. El 48% de éstas eran bibliotecas públicas y había 4.620 bibliotecas de escuelas y universidades; la más famosa es la Biblioteca del Congreso de la ciudad de Washington. Otras bibliotecas con amplias colecciones son las públicas de Nueva York, Los Ángeles, Boston, Filadelfia, Baltimore y Portland (Oregón), y las bibliotecas de la Universidad de Harvard, la Universidad de Stanford, la Universidad de Yale, la Universidad de Michigan, la Universidad de Columbia, la Universidad del Sur de California en Berkeley y la Universidad de Texas en Austin, especializada en temas latinoamericanos.